Noticias del Ateneo

20-10-2019 | Bodegas | 0 Comentarios

Pasión y memoria en Toro Albalá

Las bodegas son un tipo de empresa -acción o tarea que entraña dificultad y cuya ejecución requiere decisión y esfuerzo (RAE)- singulares. En Bodegas Toro Albalá, en la cordobesa Aguilar de la Frontera, nos encontramos con la pasión y con la memoria, y con la pasión por la memoria. D. Antonio, el alma mater  de la bodega, sobrino de Jose Maria Toro Albalá, el fundador de la bodega en 1922, vive en la bodega y su personalidad se extiende por cada rincón.

Hay botas de añada de 1946, de 1952, de 1970…que ahora empiezan a embotellarse, diríamos que delicadamente­. Probamos los chispazos de su fino Eléctrico, fruto de que la bodega nació sobre la antigua fábrica de la luz.

La pasión de D. Antonio son también los libros sobre el vino. En torno a cuatro mil volúmenes - en proceso de digitalización sus portadas e íncdices- constituyen su colección, cuidadosamente expuesta en la Sala de Catas­. Esta sala es un espléndido espacio, con andanas de botas sobre columnas, láminas con reproducciones de todas las variedades de cepas y el dios Hermes, presidiéndolo todo, sobre de un generoso muestrario de las diferentes tierras de Montilla-Moriles; cada una aportando algo diferente a los vinos, cada terroir elegido por sus propiedades específicas para cada tipo de vino.  

D. Antonio y su familia aman la memoria. Su museo es una fascinante acumulación de objetos, en poco espacio, en el que se puede seguir la evolución del hombre a través de la artesanía, el arte, el diseño y la tecnología. Desde la metalurgia del hierro y del cobre, en afiladas flechas prehistóricas, hasta un contador Geiger de los años cuarenta,  para medir la radioactividad,  pasando por una falcata íbera y todos los utensilios e instrumentos bodegueros.

En Toro Albalá se declaran artesanos, y viven con pasión la artesanía del vino. Pero también innovan. La innovación se nutre de la tradición. Nada sale de la nada. No faltan en Toro Albalá los impulsos innovadores que nos contó Pilar Bujalance, la responsable de Marketing. El relativamente reciente proyecto del blanco Dos Claveles, el especial diseño de una botella con forma de bombilla para el fino Eléctrico o el embotellado, escasísismas botellas, de vinos de añada antiquísimos, son ejemplos de esa fuerza innovadora.

En definitiva,  en Toro Albalá vivimos, al calor de la cata, la complejidad y la riqueza de la experiencia humana, de sus pasiones y de su memoria, esta vez en forma de botas, añadas, vinos, cultura.

ver video